Vivir al pie del Volcán Domuyo

Rubén Sepúlveda y Marcela Fuentes tienen su veranada al pie del Volcán Domuyo, en el Norte Neuquino, y nos contaron su historia de vida en exclusiva para el Diario Digital Entre Cordilleras, de Andacollo.

Por Nicolás Fuentes.

Son las 6:30 de la mañana del día domingo, y partimos en nuestro vehículo desde el complejo Aguas Calientes con el fin de conocer historias de la mujer y el hombre de campo del Norte Neuquino.

Ante la inmensa figura del Volcán Domuyo, y ante los primeros rayos del sol, recorremos varios puestos de la zona.

Cerca de Ailinco podemos ver la veranada de Los Tillería, también en el Rincón de Las Papas vemos la familia Sepúlveda. Otra de las vernadas que observamos muy cerca del camino es la de los Almuna – Valdéz, y siguiendo el recorrido llegamos al puesto de la familia de dos jóvenes crianceros del Norte Neuquino.

En pleno ordeñe de cabras nos presentamos y saludamos a Rubén Sepúlveda y Marcela Fuentes, ambos ya nos llevan más de una hora y media de ventaja despiertos, un poco sorprendidos por la visita, de a poco nos empiezan a contar su historia de vida.

Con mucha felicidad nos cuentan que sus tres hijos de 15,13 y 10 años están durmiendo en casa y que piensan pasar éste fin de año en la veranda.

Doña Marcela tomó la posta y nos dice: “Nuestros hijos estudian  en la Escuela albergue N°173  de Huantraico, porque nosotros tenemos la invernada en Cortaderas, los mandamos a la escuela porque es muy importante que aprendan y que algún día sean profesionales, es muy difícil estar lejos de ellos, pero la vida es muy sacrificada”. 

Por su parte don Rubén señaló: “Yo sólo sé firmar, quiero que ellos tengan una vida mejor, por eso los mandamos a la escuela y obviamente se extrañan”.

Don Sepúlveda además manifestó: “Yo estoy en este campo desde los 10 años, ahora tengo 40, a mi me crió mi tío Alejandro Vázquez, más conocido como “El Cano”, ahora él ya esta grande y vive por Buta Ranquil, sólo me ayuda mi esposa que le agradezco porque ella es mi compañera”.

Mientras,  seguían ordeñando cabras y llenando el recipiente con leche para hacer el queso casero que después es venido a la gente que se acerca a la zona de Las Olletas.

Don Sepúlveda nos siguió contando: “Nosotros tardamos 15 días en llegar a nuestra veranada desde Cortaderas, si es que no se descompone el tiempo, porque sino tardamos más tiempo y en varios años anteriores hemos perdido varios animales, llegamos acá en octubre porque los campos son buenos en primavera y nos quedamos hasta marzo y de ahí volvemos a la invernada”.

Doña Marcela Fuentes de 34 años nos mencionó: “A mí me gusta mucho el campo, yo hice hasta segundo año de la secundaria en Chos Malal y ahora le ayudo a mi esposo, es una vida sacrificada”.

Ellos viven al pie del Volcán Domuyo en la zona conocida como Las Olletas, don Sepúlveda manifestó: “ha cambiado mucho el clima y hay mucha sequía, el último año el Volcán estuvo bramando, eso es algo que antes no pasaba y en varias oportunidades ha largado piedras desde lo más alto, escuchamos por la radio que van a venir hacer estudios”.

“Éste año ha sido difícil para nosotros, pero gracias a Dios nos pudimos comprar un auto. Acá también otro problema son los pumas que bajan a esta zona, a los vecinos le mataron muchas ovejas, nostros sólo hemos vistos huellas por acá no se han visto, pero siempre hay que estar preparados” señaló don Sepúlveda.

En el puesto de los Sepúlveda – Fuentes cuentan con energía solar, es muy difícil conseguir leña, porque es una zona muy desértica, la localidad más cercana es Varvarco que queda a unos 40 kilómetros y a unos 10 kilómetros se encuentra el complejo de cabañas del Instituto de Seguridad Social de Neuquén donde cuentan con comunicación, pero también los los crianceros nos dijeron que en algunas partes hay señal de telefonía móvil.

A pesar de muchas falencias y complicaciones, don Rubén y doña Marcela están felices de vivir en el campo porque de allí son; y es su esencia que mantienen y que transmiten a sus hijos en el Norte Neuquino.

Cerrando y agradeciendo nuestra visita nos pideron saludar a sus familiares que siempre escuchan Radio Departamento Minas 90.5Mhz de la localidad de Andacollo, riéndose nos dijeron que todas las noches a las 20hs escuchan “La Noche Bien Campesina” que conduce Jose Pablo Martin. En estos lugares inhóspitos del Norte Neuquino, la radio no es sólo compañía sino que también es el único medio de comunicación.

 

 

 

 

 

Gracias por calificar! Ahora puedes decirle al mundo como se siente a traves de los medios sociales.
Lo que acabo de ver es..
  • Raro
  • Asqueroso
  • Divertido
  • Interesante
  • Emotivo
  • Increible

About Entre Cordilleras online

DEJANOS TU COMENTARIO: